El ex entrenador de la selección peruana de voleibol, Carlos Aparicio, fue detenido en la localidad norteña de Aguas Verdes (departamento de Tumbes) cuando intentaba salir del país con dirección a Ecuador.

 

La detención fue ejecutada por personal policial a la altura del puente Bolsito, durante un control de rutina a los autos que entran y salen por nuestra frontera.


Para lograr su propósito, Aparicio Saldaña- de 52 años- contaba con el apoyo de Christian Marchand Ramírez (29), un trabajador de migraciones del complejo fronterizo de Zarumilla.

 

Marchand, quien tramitó la tarjeta andina de salida por 400 dólares, acompañaba al entrenador en su camino a migraciones de Ecuador para sellar el documento y oficializar su ingreso a dicho país.

Aparicio cuenta con impedimento de salida del país por disposición de un juzgado penal de Lima por el supuesto delito de asociación ilícita para delinquir.