Twitter

El pasado viernes 1 de mayo, la policía de Seattle, Estados Unidos, recibió una llamada que sorprendió a más de uno: le pidieron ayuda para sacar a un hombre que se había quedado atrapado en un aro de básquet.

El sujeto, que se encontraba con el torso desnudo y un martillo en la mano, había quedado colgado de los pies.

Una docena de efectivos trataron de ayudarlo pero no pudieron. El hombre se retorcía para poder salir y en dos ocasiones casi lo logró, sin embargo, al final fueron los bomberos quienes consiguieron sacarlo.