Etiope Meseret Defar se impone en los 5 mil metros de Londres 2012

La etiope superó a su eterna rival, Tirunesh Dibaba, en la prueba de 5 mil metros marcando un tiempo de 15:04.25.

La etíope Meseret Defar recuperó, ocho años después, el título de 5 mil metros y evitó que su compatriota Tirunesh Dibaba pudiera convertirse en la primera atleta que lograba cuatro medallas de oro en el atletismo olímpico.

Defar aprovechó el generoso esfuerzo de su eterna rival, Dibaba, que tiró a lo largo de los últimos 1.600 metros, para batirla en el esprint con un tiempo de 15:04.25.

El viernes anterior Dibaba había revalidado su título de 10 mil metros. Hoy no pudo rematar el doble-doble y ni siquiera logró la medalla de plata. La keniana Vivian Cheruiyot, campeona mundial, también la adelantó en la recta.

Dibaba seguirá, por tanto, empatada a tres medallas de oro individuales con Jackie Joyner-Kersee, Tamara Press, Fanny Blankers-Koen, Betty Cuthbert, Tatyana Kazankina y Marie-Jose Perec.

El primer mil transcurrió en 3:07.58, al ritmo marcado por la estadounidense Joanne Pavey. Dibaba marchaba impasible en tercera fila y las kenianas todavía más atrás, reservando fuerzas.

El ritmo continuó a 1:15 por vuelta cuando la italiana Elena Romagnolo relevó a Pavey en cabeza y pasó el segundo kilómetro en 6:17.35. La norteamericana volvió a la carga a partir del tercer mil (9:27.75), y a cuatro vueltas del final Dibaba tomó la cabeza.

Las africanas tomaron posiciones arriba para disputarse las medallas como si fuera una carrera de 1.500. Cheruiyot se puso a la espalda de Dibaba y Defar a dos vueltas del final, y cuando la defensora del título empezó a flojear, en la última curva, ésta última se abrió para superarla.

Cheruiyot, que en los Mundiales de Daegu 2011 había logrado el doblete del fondo (5.000 y 10.000), se ha colgado la medalla de plata con 15:04.73. Era su primera derrota de la temporada en doce competiciones. Dibaba llegó tercera con 15:05.15.

En Pekín 2008 Dibaba hizo historia al ser la primera mujer que ganaba los títulos de 5.000 y 10.000 en unos mismos Juegos, y en Londres ya había conseguido la mitad del doblete al imponerse el pasado viernes en la final de los diez kilómetros.

Cheruiyot había aprovechado la prolongada ausencia de Dibaba para hacerse con la supremacía mundial (campeona del mundo de 5.000 en Berlín 2009 y dos años después, en Daegu, de 5.000 y 10.000).

EFE