El otrora jugador canadiense de hockey sobre hielo, Wayne Gretzky, tiene más de un motivo para estar molesto tras la rebeldía de su hija Paulina, quien publicará fotos sexys en su twitter a pesar que le pidiera que no lo haga.

Gretzky, ex jugador de Los Angeles Kings y que posee el récord de 200 anotaciones en una temporada, habló con su hija y le solicitó que despublique la tanda de fotos de su cuenta personal.

La pequeña Paulina aceptó el pedido de su padre, pero unos días después le dio la contra reactivando su Twitter y subiendo más fotografías.