El buen Diego Maradona tuvo que abandonar el fútbol después de dar positivo por cocaína mientras jugaba en el Napolí de Italia. Este caso remeció al mundo entero. En el 2000 tuvo que tratarse en Cuba para combatir su adicción a esta droga.

En marzo de 1993, otro argentino, Claudio Caniggia, dio positivo por cocaína mientras jugaba en Italia y recibió una dura sanción de 13 meses sin jugar fútbol. Años más tarde, mientras jugaba al fútbol, se dijo que el delantero había sufrido una recaída, por lo que tuvo un silencioso retiro del fútbol.

Otro de los grandes fue el genial arquero colombiano Rene Higuita, quien dio positivo por cocaína en el 2004, mientras jugaba en el fútbol ecuatoriano.