El 2011 fue un año productivo para la selección mayor de voleibol, debido a que participó en competencias de alto nivel competitivo, como el Grand Prix, que reúne a las mejores selecciones del mundo, indicó el presidente de dicha federación, Juan Castro.

El objetivo era participar en distintos torneos importantes como el Máster de Montreux, la Copa Panamericana, el Grand Prix que se realizó en Asia, que por primera vez habíamos participado”, afirmó en diálogo con Andina.

Castro reconoció que no se obtuvieron resultados positivos en estos campeonatos, debido a diferentes factores, uno de los cuales fue el cambio de entrenador y de escuela, del coreano Kim Cheol-Yong, por el italiano Luca Cristofani.

De otro lado, el titular de la Federación Peruana de Voleibol (FPV) señaló que el objetivo principal es reflotar el voleibol peruano y conseguir que más deportistas aparezcan, algo que a su entender, “va por buen camino”.

Y esto se puede apreciar en apariciones de deportistas como Clarivet Yllescas, Karla Rueda, Gina López y Ángela Leyva, que pertenecen a generaciones distintas”, aseguró.

Por otro parte, Castro precisó que el voleibol tuvo un balance positivo en esta temporada debido a logros como la realización del Mundial Sub-20 en Perú y la gran participación de la selección de menores en el Sudamericano.

Realizar este certamen (el Mundial Sub-20) era para la dirigencia ya un logro.  Nos tomó más de un año organizarlo, hace muchos años que no teníamos un certamen de esta relevancia”, refirió.

En dicha competencia el combinado nacional logró el sexto puesto, al mando de Natalia Málaga, que resalta el presidente de la FPV, debido a la experiencia que adquirieron varias jugadoras.

Nuestra participación no fue mala porque estuvimos dentro de los seis primeros, que fue el mismo nivel que tuvimos en el 2009 en Tailandia”, culminó.