Kei Nishikori se operó un quiste poco antes del Abierto de Estados Unidos

El tenista japonés logró vencer a Novak Djokovic por 6-4, 1-6, 7-6 (5) y 6-3, logrando así el pase a la final del Abierto de Estados Unidos.
AFP

El japonés Kei Nishikori se convirtió en el primer asiático en clasificarse para una final del Grand Slam de tenis, confió en poder ganar el Abierto de Estados Unidos y "volver a hacer historia".

El décimo cabeza de serie, que dio la campanada derrotando al principal favorito, Novak Djokovic, admitió que los nervios pueden ser el principal obstáculo de cara a la final del lunes.

"Tengo que preparar mi mente para la final desde mañana y tratar de no ponerme nervioso. Mentalmente tengo que mantenerme concentrado. Creo que eso es lo más importante", dijo Nishikori en una conferencia de prensa.

El japonés reconoció que su victoria en semifinales puede ser una sorpresa, pero destacó que lleva todo el año "jugando muy bien" y recordó que ya había derrotado a algunas de las grandes estrellas del circuito.

"Todo salió bien hoy", explicó Nishikori, que se impuso a Djokovic por 6-4, 1-6, 7-6 (5) y 6-3 en un partido disputado bajo el calor y la humedad, y tras haber disputado varios encuentros muy largos en los últimos días.

El tenista llegó además al Abierto de Estados Unidos tras ser operado de un quiste, por lo que asegura que no empezó a entrenar hasta pocos días antes del torneo.

"Ni siquiera sabía si debía venir a Nueva York, así que no esperaba nada, pero después de jugar el primer y el segundo partido gané confianza", explicó hoy.

EFE