Prensa Fuchs

Una pesadilla vivió el piloto nacional Nicolás Fuchs luego de que obtuviera el segundo puesto en la última edición del Mundial de Rally en la Argentina en mayo pasado, buen desempeño que ni siquiera pudo intentar igualar en esta oportunidad en la sexta fecha del Mundial en Cerdeña, Italia, donde apenas pudo avanzar 200 metros luego de salir del Parque de Asistencias rumbo a la partida del primer especial Terranova Nord que tiene una extensión de 20 kilómetros.

Aunque si bien ha sido un problema mecánico que sorprendió a todo el equipo de M-Sport que trabaja con Fuchs, este hecho incomodó mucho al piloto nacional porque considera fue un error involuntario que no tuvo que ver con su desempeño en la competición.

"De verdad es una lástima lo que ocurrió. Abandonar no por un problema nuestro sino por un problema mecánico, que el auto se pare por un problema de motor a nadie le gusta. Me gustaría decir que yo golpeé el auto o arranque una rueda y abandonar así pero no que nos suceda esto antes de la partida", lamentó Fuchs.

En la Shakedown de este jueves, el auto ya presentaba algunos inconvenientes y producto de ello se rompió el palier. El motor no es una parte reemplazable del auto según reglas de competencia, por ello Nico deberá volver a casa y pensar en las siguientes fechas del Rally de la Argentina y la próxima del Mundial de Rally en Polonia que va del 26 al 29 de junio.