El jugador español de Los Ángeles Lakers, Pau Gasol, compareció en rueda de prensa tras la derrota de su equipo frente a San Antonio Spurs y admitió que la plaga de lesiones que azota a los angelinos ha limitado ostensiblemente las posibilidades de hacer frente a su rival.

"Las lesiones nos han asesinado", afirmó Gasol frente a los micrófonos de la prensa local. Los Lakers acusaron las bajas de Steve Nash, Steve Blake y Jodie Meeks, que se sumaron a la ya conocida de Kobe Bryant para el resto de la temporada. Además, Metta World Peace se resintió de una lesión en la rodilla izquierda.

"Nadie ha remontado un 3-0 en contra, así que está claro que es muy difícil levantar esta situación. Ganar el domingo al menos sería una grandísima satisfacción en estas circunstancias. Sería una alegría enorme. Espero que así sea", declaró.

EFE