Ramón Rodríguez y Luis Carrasco. | Fuente: Difusión

El billarista peruano Luis Carrasco, de 20 años, tuvo una destacada actuación en el Mundial Juvenil que se disputó en Valencia, España, al alcanzar los octavos de final y situarse en el puesto 14 de la clasificación final. Tras arribar de Europa, se reunió con Ramón Rodríguez, el mejor billarista nacional de los últimos 30 años, quien aseguró que se trata de su sucesor.

“Me alegra mucho ver los progresos de Luis. El año pasado tuvo la oportunidad de entrenar un mes en España con uno de los mejores entrenadores del mundo y ahora ha hecho un gran papel en su primer Mundial Juvenil. Tiene todo para ser mi sucesor: juventud, talento, disciplina y el apoyo de sus padres. El recambio está asegurado”, sentenció Rodríguez, medallista en los Mundiales absolutos del 2002 y 2007.

En el Mundial Juvenil, Carrasco, actual campeón nacional y subcampeón panamericano de la categoría, mostró su calidad al vencer al español Iván Rincón en la fase de grupos. En octavos de final se enfrentó con el surcoreano Jun-Seo Ko, a la postre finalista del torneo, con quien cayó tras una dura disputa sobre la mesa.

Carrasco, quien juega billar desde finales del 2015, ha tenido un ascenso meteórico en este deporte, por lo que espera seguir el camino de Ramón Rodríguez, quien estuvo muchos años en el top ten del ranking de la Unión Mundial de Billar.

Para alcanzar la élite del billar internacional, el huancaíno debe participar en la mayor cantidad de Copas del Mundo, eventos que dan puntaje para el ranking mundial.


¿Qué opinas?