Captura Youtube (thebostonglobe)

La Maratón de Boston dejó de ser una fiesta deportiva para pasar a ser una tragedia en cuestión de instantes.

Aquí mostramos el momento exacto en que se dan las explosiones.

Un videorreportero grabó este instante y empezó a decir "Oh my God" (Oh Dios mío), debido al increíble suceso que presenciaba.