Foto: EFE
Un tribunal de Corea del Sur condenó a 20 años de prisión a un joven adicto a los videojuegos que asesinó a su madre después de que ésta le regañara por el tiempo que dedicaba al ocio online, informó la agencia surcoreana Yonhap.

El joven, de 22 años, identificado por su apellido Oh, fue detenido el pasado febrero por matar a su madre mientras ésta dormía la siesta en casa después de haber regañado a su hijo por su adicción a juegos de internet.

Tras cometer el asesinato, el acusado utilizó la tarjeta de crédito de su progenitora para comprar juegos y acudió a un cibercafé para jugar en internet, según informó la Policía.

El tribunal dictó que el acusado cometió un "crimen de extrema inmoralidad" pero redujo la pena de cadena perpetua a 20 años de prisión debido a los problemas psiquiátricos del acusado.

La sentencia indica que tuvo en cuenta la fragilidad mental del joven, así como el estado de esquizofrenia que sufre.

La Fiscalía pedía la pena de muerte para el acusado, que recibió dos meses de tratamiento psiquiátrico tras ser detenido.

En marzo, un tribunal surcoreano condenó a dos años de prisión a un matrimonio adicto a los juegos de internet que dejó morir de inanición a su hija de tres meses.

La pareja dedicaba largos períodos de tiempo a un juego online en el que, entre otras tareas, tenían que criar a una hija virtual. EFE