El acuerdo de retirada se extiende a lo largo de 585 páginas y contiene 185 artículos, tres protocolos (sobre Irlanda, Gibraltar y Chipre) y varios anexos. | Fuente: AFP

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confirmó este domingo que los Veintisiete han dado su respaldo político al acuerdo del Brexit o salida del Reino Unido de la Unión Europea y a la declaración con los términos de su relación futura una vez consumada dicha retirada.

"Los Veintisiete han respaldado el acuerdo de retirada y la declaración política sobre las futuras relaciones entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido", escribió Tusk en su cuenta de Twitter.

Pese al apoyo político, el acuerdo de retirada aún debe ser aprobado en parlamentos como el de Westminster, donde no tiene garantizados los apoyos necesarios, y la Eurocámara. También necesita la aprobación de los Veintisiete a nivel de ministros en el Consejo de la UE.

"Si la gente piensa que se puede de algún modo hacer otra negociación, no es el caso. Este es el acuerdo que está sobre la mesa, es el mejor acuerdo posible, es el único acuerdo posible", afirmó la primera ministra británica Theresa May al término de la cumbre.

Junto al pacto de retirada y la declaración política, los Veintisiete aprobaron unas conclusiones en las que piden a la Comisión Europea, la Eurocámara y el Consejo (los países) dar "los pasos necesarios" para garantizar la entrada en vigor del acuerdo de salida el 30 de marzo de 2019, el primer día en el que el Reino Unido no será miembro de la UE.

Aprueban acuerdo del Brexit

El visto bueno de los Veintisiete al acuerdo de salida y la declaración política se ha logrado tras vencer las reticencias de España, que amenazaba con oponerse a ambos textos al considerar que no daban garantías jurídicas suficientes de que tendrá la última palabra en cualquier futuro acuerdo con Gibraltar.

Más allá de la aprobación en los parlamentos, para convertirse en un texto legal el acuerdo del Brexit necesita la aprobación de los veintisiete Estados miembros a nivel de ministros (Consejo de la UE) por mayoría cualificada reforzada, es decir, que al menos el 72 % de los países vote a favor y que esos Estados representan al menos el 65 % de la población de la UE.

El acuerdo de retirada se extiende a lo largo de 585 páginas y contiene 185 artículos, tres protocolos (sobre Irlanda, Gibraltar y Chipre) y varios anexos. La declaración política sobre la futura relación apuesta por "una asociación ambiciosa, amplia, profunda y flexible".

Una separación luego de 45 años 

Con la aprobación de este acuerdo, Reino Unido y la Unión Europea pondrán fin a más de 45 años de un matrimonio de conveniencia donde las cuestiones económicas siempre se impusieron al proyecto político.

"Desde 1973, siempre fue una relación utilitaria con una insistencia principal en la dimensión económica", subrayaba poco antes del referéndum sobre el Brexit Pauline Schnapper, profesor de civilización contemporánea británica en la universidad de la Sorbona, en París. "La dimensión sentimental es casi inexistente".

Para empezar, los británicos no quisieron adherirse al proyecto europeo, concebido tras la Segunda Guerra Mundial con un espíritu de reconciliación. "No nos sentíamos suficientemente vulnerables para sumarnos a él", resume Anand Menon, profesor de política europea en el King's College de Londres.

(Con información de EFE y AFP)


¿Qué opinas?