Argentina registra más de 6 000 casos diarios de coronavirus. | Fuente: EFE

Argentina registró este jueves un nuevo récord diario de contagios, al reportar 6 127 nuevos casos del coronavirus, lo que ha elevado el número total a 148 027.

De acuerdo a los datos difundidos por el Ministerio de Salud, los fallecimientos en esta jornada sumaron 114, con lo que la cifra total de decesos aumentó a 2 702.

De los 148 027 positivos por coronavirus detectados desde el 3 de marzo y hasta el momento por las autoridades sanitarias de Argentina, 1 101 son importados (0,7 %), 45 026 son contactos estrechos de los casos confirmados (30,4 %), mientras que 76 114 (51,4 %) son casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

La provincia de Buenos Aires sigue siendo el distrito con más casos confirmados hasta el momento (84 919, de los cuales 4 300 fueron reportados este jueves), seguida por la capital del país, con 50 817 contagios confirmados, 1 267 de ellos reportados este jueves.

Según informaron fuentes oficiales, hay 62 815 pacientes que ya han sido dados de alta.

En tanto, 913 personas con diagnóstico confirmado de la COVID-19 permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 55,4 % a nivel nacional, pero del 64 % si sólo se considera Buenos Aires y su populosa periferia, los distritos que concentran casi el 90 % de los nuevos casos de coronavirus.

Hasta el momento, en Argentina, donde rigen medidas de aislamiento desde el 20 de marzo, se han realizado un total de 593.044 test para detectar el virus, con una tasa de 13.069 pruebas por cada millón de habitantes.

Pese al número creciente de casos, las autoridades decidieron comenzar a flexibilizar desde el pasado lunes las medidas de aislamiento social en Buenos Aires y su cordón urbano, la zona de mayor circulación del virus en Argentina.

REUNIÓN CON LABORATORIO

El presidente argentino, Alberto Fernández, se reunió este jueves en la residencia de Olivos, a las afueras de Buenos Aires, con directivos de la empresa farmacéutica AstraZeneca, que trabaja con la Universidad de Oxford (Reino Unido) en el desarrollo de una vacuna contra el SARS-CoV-2.

Según informaron fuentes oficiales, Fernández manifestó su deseo de que Argentina pueda acceder en forma rápida y equitativa a la potencial vacuna, dando prioridad a las poblaciones de riesgo.

De acuerdo a las fuentes, AstraZeneca ya se comprometió a que, en caso de que los ensayos clínicos tengan éxito, impulsará el acceso amplio y equitativo a la vacuna, sin rédito económico mientras dure la pandemia.

(Con información de EFE)