Fotografía referencial
La Guardia Civil indicó que, desde el 14 de marzo, día en el que inició el confinamiento, se ha registrado una disminución considerable en los crímenes. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: EMMANUEL CROSET

El tráfico de hachís entre Marruecos y España no se paraliza durante la epidemia del nuevo coronavirus, indicó este miércoles la Guardia Civil, que en quince días detuvo a 58 traficantes en la región sureña de Andalucía.

Desde la entrada en vigor del estado de alarma el 14 marzo, que implicó el confinamiento de la población, "se viene observando un descenso en la capacidad de las organizaciones criminales", señaló la Guardia Civil en un comunicado.

"Aunque ello no ha supuesto un cese de la actividad de los narcotraficantes que transportan el hachís desde Marruecos hasta el litoral andaluz, vía marítima", añade el texto.

En estas dos semanas, "se ha procedido a la detención de 58 personas" en diferentes provincias de Andalucía, señala el cuerpo policial, que también informa del decomiso de 5.626 kilos de hachís, nueve embarcaciones y doce vehículos.

Desde mediados de marzo, la población española está confinada en sus casas y solo puede salir en contadas excepciones como hacer la compra o pasear al perro. Además, desde el lunes, solo se permite el trabajo presencial para las "actividades esenciales". España, con más de 9.000 fallecidos, es el segundo país del mundo con más decesos debido al coronavirus.