Jeanine Añez, presidenta interina de Bolivia, con su gabinete ministerial y la presidenta del Congreso. | Fuente: AFP

El nuevo coronavirus ha golpeado a más de la mitad del gabinete del Gobierno interino de Jeanine Áñez en Bolivia, en el que al menos once ministros transitorios de los 17 contrajeron el virus cumpliendo sus funciones en esta emergencia sanitaria.

Este lunes el ministro interino de Energías, Rodrigo Guzmán, confirmó en un comunicado que también se contagió del patógeno causante de la COVID-19, aunque está estable y aislado.

El primer ministro transitorio en contraer el SARS-CoV-2 fue el de la Presidencia, Yerko Núñez, quien el pasado 2 de julio anunció que contrajo la enfermedad, luego fue hospitalizado por complicaciones en su salud y tras catorce días se recuperó y volvió a sus funciones.

El pasado 5 de julio el ministro de Minería y Metalurgia, Jorge Fernando Oropeza, informó en Twitter que dio positivo.

Ese mismo día salió un comunicado informando que la ministra de Salud, Eidy Roca, también contrajo el virus, señalando que su salud es estable y que trabajará desde su casa.

Roca está aproximadamente 28 días en aislamiento, la pasada semana se sometió a una prueba y el resultado aún es positivo por cuarta vez.

Los ministros Yerno Núñez, María Elva Pinckert y Luis Fernando López son algunos de los que contrajeron la COVID-19.
Los ministros Yerno Núñez, María Elva Pinckert y Luis Fernando López son algunos de los que contrajeron la COVID-19. | Fuente: Composición

Un día después se conoció que el ministro de Justicia, Álvaro Coimbra, se sometió a una prueba y los resultados determinaron que "ya tuvo COVID-19 hace un tiempo" pero su caso fue asintomático.

Coimbra fue a donar plasma sanguíneo hiperinmune, que se utiliza en Bolivia en pacientes críticos con la COVID-19.

El pasado 12 de julio se conoció que el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Óscar Ortiz, también dio positivo y fue hospitalizado doce días, seis en terapia intensiva.

Ortiz fue dado de alta el pasado 24 de julio, pero continúa su recuperación en su domicilio y aún no volvió a sus funciones.

Un día después, el ministerio de Relaciones Exteriores informó de que la canciller Karen Longaric dio positivo, "con características asintomáticas" y cumplirá aislamiento.

Esa semana también se confirmó el contagio del ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, José Abel Martínez, asintomático y que se aisló para evitar contagios, asimismo el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, también contrajo el virus.

En tanto el ministro de Planificación del Desarrollo, Carlos Díaz, solicitó una licencia por motivos de salud, sin especificar si se trataba de la COVID-19.

La pasada semana trascendió que el ministro de Educación, Deportes y Cultura, Víctor Hugo Cárdenas, también contrajo el virus y se encuentra aislado.

Este pasado fin de semana se conoció que el ministro de Obras Públicas, Iván Arias, dio positivo y buscaba plasma hiperinmune para su recuperación.

A estos contagios se suma el de la propia presidenta interina, que tras más de dos semanas de aislamiento logró vencer la COVID-19 y el pasado 28 de julio volvió a su actividad pública.

Bolivia registra 3 153 decesos y 80 153 casos confirmados, con colapso del sistema sanitario, filas para hacerse las pruebas y hacinamiento en cementerios.

(Con información de EFE)