Escándalo en Chile: Tres exautoridades involucradas en la mayor red de trata de personas del país

La organización contactaba a personas en China interesadas en viajar al país vecino y les cobraban sumas de dinero cercanas a los 5,000 dólares a cambio de la emisión de una carta de invitación falsa con la que tramitar su visa.

Tres exfuncionarios son acusados de formar parte de red de trata de personas. | Fuente: Getty/Referencial

Un total de 10 personas, entre ellas tres exautoridades públicas, fueron formalizadas este sábado en Santiago por su presunta participación en la creación de una red de trata de personas que introdujo en Chile a un total de 381 ciudadanos chinos mediante cartas de invitación falsas.

Según indicó la subsecretaria de Prevención del Delito Katherine Martorell a los medios, los implicados están acusados de los delitos de tráfico ilícito de migrantes, asociación ilícita y cohecho.

Al tiempo que explicó que entre ellos se encuentran exautoridades de la coalición gubernamental Nueva Mayoría (2014-2018), en concreto el exgobernador de la Provincia de Choapa, Álex Trigo, y el exalcalde de Los Andes, Mauricio Navarro.

Así como el funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores Álex Brito.

"Es la asociación y el tráfico ilícito de inmigrantes más grande que hemos visto en la historia de nuestro país", destacó Martorell, quien además recalcó el hecho de que varias personas "abusaron de sus cargos públicos" para cometer estos delitos, por lo que indicó que el Gobierno va a formar parte de la querella.

"Esperamos que los tribunales tengan sentencias ejemplificadoras, porque aquí se ha traído a personas de manera ilegal, se han vulnerado sus derechos humanos y se les ha dejado a su suerte", concluyó la subsecretaria.

Eran funcionarios en ese momento

Por su parte, el jefe nacional de la brigada antinarcóticos y crimen organizado de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor González, detalló que los delitos se cometieron a partir del año 2016, cuando las exautoridades aún ostentaban sus cargos públicos.

Los detenidos, continuó, son siete ciudadanos de origen chileno y tres chino, quienes crearon una red que contactaba a personas en China interesadas en viajar al país vecino, a los que les cobraban sumas de dinero cercanas a los 5,000 dólares a cambio de la emisión de una carta de invitación falsa con la que tramitar su visa.

En las mismas, los afectados eran presentados como empresarios que viajaban al país para gestionar negocios, de manera que pudieran obtener visas de turismo.

Una vez en Chile, esas mismas personas eran contratadas por empresarios, normalmente chinos, que les ofrecían trabajo.

De los 381 afectados, a día de hoy 178 se encuentran en Argentina, 110 poseen visa de residente, 33 están en trámites para regularizar su situación y 60 se encuentran aún en situación irregular.

Con información de EFE

¿Qué opinas?