Fotografía referencial
Fueron dos las víctimas que se percataron de la presencia de una cámara oculta. | Fuente: Flickr

En España, un hombre colocó una cámara oculta en el baño de su amiga, para poder grabarla desnuda cuando se duchaba. Tras esconder el artefacto, lo mantuvo por semanas instalado, ya que las amigas de la dueña del departamento invitaba a sus amigas a ducharse tras hacer deporte.

El hecho ocurrió en Moratalaz, Madrid, en donde ya se han identificado nueve víctimas, incluyendo la dueña, de 34 años, quien confió en el hombre pues mantenían una estrecha amistad.

El sospechoso ha sido detenido por la Policía Nacional, según información difundida por la Jefatura de Madrid. Este tenía conocimiento de que las amigas de la víctima se duchaban en su casa, debido a que por la pandemia de la COVID-19 las duchas de los centros deportivos cerraron.

Fue una segunda víctima y la inquilina las que descubrieron la cámara oculta y alertaron a la Policía Nacional.

NUESTROS PODCAST

Repudiable violación colectiva - Las cosas como son

Podemos esperar que el caso de Surco sirva para dar un paso hacia el fin de la impunidad que beneficia a los violadores.