“Por favor, denme una oportunidad”: Sale a la luz el video de una niña de seis años siendo arrestada

“¡No me ponga las esposas, por favor!”, se le escucha decir a la pequeña Kaia Rolle mientras llora y es arrestada por un agente de Policía. El video ha puesto nuevamente en debate el uso de la fuerza desmedida de las autoridades en Estados Unidos.

Kaia Rolle fue conducida a un centro de detención juvenil tras ser arrestada en su escuela. | Fuente: Twitter - BBC

Esta semana salió a la luz un video que muestra a Kaia Rolle, una niña de seis años, siendo arrestada en su escuela con esposas por un Policía, mientras llora y le pide al efectivo que no quiere ir a prisión. “Por favor, denme una segunda oportunidad”, se le escucha decir.

Los hechos ocurrieron en setiembre del 2019, sin embargo, las imágenes, capturadas por la cámara corporal de un miembro de la Policía de Orlando, Florida. Tras ser difundidas en las redes sociales, han generado la indignación de la población, que debate nuevamente sobre el uso innecesario de la fuerza policial y la edad mínima aceptable para ser arrestado.

Según las declaraciones de la familia de la menor a la BBC, hicieron el video público porque querían mostrar la forma en la que se desarrolló el arresto de la niña de primer grado, quien habría sido detenida por haber tenido un berrinche y haber golpeado a tres empleados de la escuela Luscious and Emma Nixon Academy de Orlando.

En el inicio del video se observa a Kaia siendo arrestada por el agente Dennis Turner, quien le pone las esposas en las muñecas. “¡No, no me ponga las esposas, por favor!”, se le oye decir mientras llora.

ACUSADA DE AGRESIÓN

De acuerdo con la abuela de Kaia, la pequeña fue trasladada en un vehículo policial a un centro de detención juvenil, en donde tomaron sus huellas dactilares y fotos para su ficha policial. “Tuve que bajar al centro para firmar su salida”, aseguró Merlayn Kirkland en declaraciones a la BBC.

Asimismo, agregó que le dieron un registro de detención que mostraba que fue acusada de agresión. En defensa de su nieta, Kirkland explicó que el supuesto berrinche por el que fue detenida fue a consecuencia de la apnea del sueño, una condición médica que ocasiona que la respiración se interrumpa o se haga muy superficial.

Dennis Turner, el policía cuya cámara corporal capturó el momento de la detención de la niña, fue despedido luego de que el Departamento de Policía de Orlando realizara una investigación que determinó que no siguió el protocolo, pues la norma establece que un oficial debe contar con la aprobación de su supervisor para arrestar a cualquier niño menor de 12 años.

¿Qué opinas?