El funeral de Estado en memoria del expresidente de Estados Unidos, George H. W. Bush (1989-1993) se inició este miércoles en la Catedral Nacional de Washington con la presencia del mandatario de EE.UU., Donald Trump, y de los cuatro exdirigentes vivos del país.

El príncipe Carlos de Inglaterra, la canciller alemana, Angela Merkel; el rey jordano Abdalá II y la reina Rania; el presidente polaco, Andrzej Duda, acompañado por Lech Walesa, así como varios otros dignatarios extranjeros asistieron a la Catedral de Washington.

Poco antes de que diera inicio el acto, Trump y su esposa, Melania, se sentaron en primera fila del templo al lado de los expresidentes demócratas Barack Obama (2009-2017), Bill Clinton (1993-2001) y Jimmy Carter (1977-1981), que asisten a la misa junto a sus respectivas esposas, Michelle, Hillary y Rosalynn.

Expresidente George H. W. Bush

"George H. W. Bush ha llevado una vida que encarna lo que Estados Unidos realmente tiene de extraordinario", escribió el presidente Trump, en un mensaje dirigido al Congreso el lunes. "Decidido durante la guerra, el presidente Bush fue magnánimo en tiempos de paz".

Nacido en una familia adinerada de Nueva Inglaterra, George H. W. Bush lideró su país desde 1989 hasta 1993 durante el final de la Guerra Fría y la primera Guerra del Golfo. Pero fue claramente derrotado en las presidenciales de 1992 -cuando buscaba la reelección- por Bill Clinton.

Al tratarse de un día de duelo nacional, la mayoría de las administraciones y Wall Street estarán cerradas. Los votos en el Congreso así como los debates en la Corte Suprema han sido cancelados, una tregua extraña en el tenso clima político de Estados Unidos, donde prevalece el tono áspero.

(Con información de EFE y AFP)


¿Qué opinas?