Bolsonaro culpa de la pérdida de poder adquisitivo de los brasileños al confinamiento y a la guerra de Ucrania
El actual mandatario brasileño postula a la reelección y su principal contendor es Lula Da Silva | Fuente: AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha lamentado este martes la pérdida de poder adquisitivo de la población brasileña y manifestó que esto se debe a la "política de quédese en casa" del confinamiento por el coronavirus y a la guerra en Ucrania.

"Lamentamos la pérdida de poder adquisitivo por esas cuestiones, la 'política de quédese en casa, la economía de la gente va después' y también por la guerra que hay ahí fuera, pero estamos volviendo a la normalidad", ha asegurado.

En ese sentido, Jair Bolsonaro ha manifestado que su Gobierno lamenta sobretodo la pérdida de poder adquisitivo de los servidores públicos en Brasil y en especial de la Policía Federal de Carreteras, pero confía en "brevemente" las cosas cambie, ha dicho en un acto celebrado en el municipio de Propriá (este), cuenta el diario 'O Globo'.

El pasado mes de abril, Bolsonaro anunció un aumento del cinco por ciento para los funcionarios públicos de las instituciones federales, lo que produjo cierto malestar en el seno de los cuerpos policiales, a los que se le prometió una subida de hasta el 20 por ciento.

Algo similar sucedió cuando prometió abrir mil plazas más tanto para la Policía de Carreteras como la Federal, aunque finalmente que quedó en 625 plazas para cada uno de estos dos cuerpos.

 

La crisis económica que ha supuesto la invasión rusa de Ucrania también fue el argumento que esgrimió el ministro de Economía, Paulo Guedes, para la justificación de no subir el salario mínimo, lo que hará del Gobierno de Bolsonaro el primero desde el conocido como Plan Real de 1992 en dejar a sus compatriotas con menor poder adquisitivo del que tenían cuando fue elegido presidente.

Sin contar con la inflación, los brasileños habrán perdido un 1,7 por ciento de su poder adquisitivo, según un análisis encargado por 'O Globo' a la consultora Tullett Prebon Brasil. El techo salarial ha pasado de 1.213,84 reales (unos 224 euros) a 1.193,37 (220 euros) entre diciembre de 2018 y diciembre de 2022.

Refugiados ucranianos se adaptan a Brasil

Unos 5,5 millones de personas dejaron Ucrania por la guerra con Rusia, según la Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR. En su mayoría, huyeron a Polonia (más de 3 millones) y a otros países de Europa del este.

Ningún país latinoamericano figura entre los principales destinos de los refugiados. A Brasil llegó una pequeña minoría: el ministerio de Relaciones Exteriores otorgó hasta el jueves pasado 141 visas humanitarias.

Se encuentran principalmente en ciudades de Paraná (sur), donde vive la mayor comunidad de ascendencia ucraniana en Brasil; Minas Gerais (sudeste) y Sao Paulo (este).

(Con información de Europa Press y AFP)