Christopher Belter
Christopher Belter habría actuado en complicidad de un amigo. | Fuente: Niagara County Sheriffs Department

Un juez estadounidense condenó a ocho años de libertad condicional a Christopher Belter, de 20 años, luego de que aceptara haber abusado sexualmente de cuatro adolescentes en la casa de sus padres, ubicada en un barrio exclusivo de Nueva York.

La sentencia fue dictada por el juez de la corte del condado de Niágara, Matthew J. Murphy III, y ha causado la indignación de las víctimas y sus familiares, así como de la opinión pública, atenta a este polémico caso.


LOS HECHOS

Los abusos sexuales ocurrieron entre febrero del 2017 y agosto del 2018, cuando Belter acudía a una escuela privada ubicada en Buffalo. Sus víctimas tenían 16 años y la menor 15. Todas fueron agredidas en oportunidades distintas. Según el diario The Washington Post, el joven se declaró culpable en el 2019 de los delitos de violación en tercer grado e intenso de abuso sexual en primer grado.

Lo que ha sorprendido a la opinión pública es que el juez encargado del caso consideró que condenar a Belter a prisión “sería inapropiado”. En un comunicado, el fiscal del distrito del condado, Brian Seaman, ha expresado su frustración en contra de la sentencia emitida, ya que consideró que una sentencia de prisión era apropiada para el caso.

LA REACCIÓN DE LAS VÍCTIMAS

El abogo de una de las víctimas, Steven M. Cohen, declaró que no consideraba que se hubiera hecho justicia. “Mi cliente vomitó en el baño de mujeres después de la sentencia”, comentó. "Si Chris Belter no fuera un acusado blanco de una familia rica e influyente, en mi experiencia ... seguramente habría sido sentenciado a prisión”, agregó.

Por otro lado, la madre de Belter, su padrastro y un amigo están acusados de haber facilitado los abusos a las menores y de haber suministrado a los implicados marihuana y alcohol. Sin embargo, los tres se declararon inocentes.

NUESTROS PODCAST

¿Qué consecuencias ambientales ha traído la pandemia por el coronavirus? - Espacio Vital

La pandemia trajo consigo el uso a nivel mundial de mascarillas descartables, por ejemplo, por lo que la cantidad de residuos contaminantes terminaron en el océano, lo que ha provocado un incremento en la contaminación. Más de 28 toneladas de residuos se mantienen en el mar.