El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, saluda al primer ministro japonés, Shinzo Abe, al comienzo de su reunión en la residencia oficial del primer ministro en Tokio. | Fuente: Foto: EFE

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, afirmó que el futuro pacto comercial que prevén negociar Estados Unidos y Japón será "un modelo" para la región del Índico y el Pacífico, durante el inicio de su gira por esta zona geográfica.

El número dos de la Casa Blanca aludió así a las negociaciones comerciales que entablarán desde enero Tokio y Washington, tras reunirse con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en lo que supone la primera parada de su viaje por Asia y Oceanía.

Abe y Pence destacaron la "fortaleza" de los vínculos comerciales y en materia de Defensa, aunque también evidenciaron las diferencias de ambos países a la hora de abordar la cooperación económica, durante una declaración conjunta a los medios.

El vicepresidente estadounidense agradeció a Shinzo Abe "su compromiso para mantener inversiones niponas en EE.UU. que suponen una importante contribución económica y para la creación de empleo", aunque señaló que la balanza comercial bilateral "ha tenido un desnivel durante demasiado tiempo".

¿Un acuerdo modelo?

Pence dijo que Japón "aplica en muchos casos barreras a la importación de bienes y servicios estadounidenses", y añadió que ambos países "tienen una gran oportunidad por delante" en el diálogo económico abierto formalmente el pasado septiembre para tratar un acuerdo económico bilateral.

"Confiamos en que este acuerdo sea un modelo para el Índico y el Pacífico", afirmó Pence, quien también defendió que el liderazgo de EE.UU. en está región "está basado en la colaboración y no en el control, y en lograr que todos los países puedan seguir sus propios caminos y lograr el desarrollo".

Abe, por su parte, dijo que ambos países han acordado "promover un comercio libre y abierto en el Indo-Pacífico, basado en reglas justas", así como expandir el comercio y la inversión bilaterales "porque es algo que beneficia a ambos".

El Ejecutivo nipón ha empleado estos mismos argumentos para criticar las medidas arancelarias y otras políticas proteccionistas aplicadas por la Administración de Donald Trump, y también ha expresado su preocupación por el abandono de Estados Unidos de varias iniciativas comerciales multinacionales.

EFE

¿Qué opinas?