El sismo de magnitud 8.1 se registró a 1 033 kilómetros de las costas de Nueva Zelanda. | Fuente: USGS

Las autoridades de Nueva Zelanda ordenaron una evacuación de las costas del noroeste del país, ante la posibilidad de que se produzca un tsunami tras el fuerte sismo de magnitud 8.1 registrado en las remotas islas de Kermadec, en el Pacífico.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, en inglés), el terremoto se registró a las 08.28 locales (19.28 GMT del viernes) a 1 033 kilómetros de las costas de Nueva Zelanda.

El USGS actualizó la fuerza del sismo, que tuvo una profundidad de 19 kilómetros y fue precedido por dos temblores de intensidad menor (7.4 y 6.9 ), ya que primero le habían calculado una magnitud 8 en la escala Richter.

El Centro de Alertas para Tsunamis del Pacífico emitió avisos de "amenaza" de maremoto para Nueva Zelanda, Tonga, Niue, Samoa estadounidense, Samoa, islas Cook, Fiyi, Vanuatu, Tokelau, y Wallis y Fortuna. Ello por la posibilidad de una subida de las aguas de hasta un metro en zonas costeras.

"Los habitantes de las zonas costeras (...) deben partir inmediatamente hacia la zona en altura más cercana, fuera de todas las zonas de evacuación, y tierra adentro", pidió la agencia neozelandesa de emergencias.

Se descartó alerta por sismo previo

Además, se ha emitido un boletín para mantener la alerta por posible oleaje en todo el archipiélago de Hawái.

Previamente, en la misma zona se registró un terremoto de magnitud 7.3 sacudió en la madrugada del viernes las aguas al noreste de Nueva Zelanda, lo que produjo una alerta de tsunami inicial que luego fue retirada, sin que se hayan registrado de momento daños materiales o víctimas.

Ese temblor se localizó a 178 kilómetros al noreste de Gisborn y 228 al este de Whakatane, ambas ciudades en la Isla Norte del país.

(Información de EFE y AFP)