Cada año se comercian ilegalmente en Asia y África 100.000 pangolines, una especie más codiciada por los traficantes de animales salvajes, según la ONG WildAid. | Fuente: EFE

El pangolín, un pequeño mamífero con escamas poco conocido sería el posible "huésped intermedio" que facilitó la transmisión del coronavirus de Wuhan, según investigadores de la universidad de Agricultura de China.

Su delicada carne, pero también los huesos y los órganos del pangolín son muy demandados por chinos y vietnamitas, principalmente. Los curanderos atribuyen a sus escamas, de queratina -de la que también está formado el cuerno de los rinocerontes-, virtudes terapéuticas. 

Tradicionalmente estas escamas han sido consideradas útiles para múltiples afecciones, desde el acné hasta el cáncer pasando por la impotencia sexual. Además, se tiene la creencia que pueden tratar el asma o las migrañas, o estimular la producción de leche en una madre lactante.

El pangolín tiene los sentidos del oído y el olfato muy desarrollados, y se alimenta sobre todos de hormigas y termitas que recoge con su interminable lengua. | Fuente: EFE

Hábitos nocturnos 

Pesa menos de 20 kilos, de los cuales buena parte corresponden a su cola, tan larga como el resto de su cuerpo. Tiene hábitos nocturnos y se enrolla en forma de bola cuando está amenazado, por lo que es una presa fácil para los cazadores furtivos, que sólo tienen que recogerlos y meterlos en bolsas. 

Si bien no cuenta con una buena visión, tiene los sentidos del oído y el olfato muy desarrollados, y se alimenta sobre todos de hormigas y termitas que recoge con su interminable lengua.

Además, la cría de estos mamíferos es muy difícil, lo que refuerza su caza ilegal.

En el año 2016, la Convención internacional sobre el comercio de especies salvajes amenazadas de extinción (CITES) prohibió el comercio de los ocho tipos conocidos de este pangolín que vive en África y en el sureste asiático 

Cada año se comercian ilegalmente en Asia y África 100.000 pangolines, una especie más codiciada por los traficantes de animales salvajes, que la prefieren al elefante o rinoceronte, según la ONG WildAid. De acuerdo al Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), cada cinco minutos se captura un pangolín en el mundo.

Con información de AFP

¿Qué opinas?