Foto:EFELos piratas somalís, que durante 33 días secuestraron a 16 marineros búlgaros a bordo de un carguero, regalaron a sus rehenes una cabra antes de liberarlos la semana pasada, informó hoy la empresa búlgara que alquiló el buque.

El carguero "Malaspina Castle", de 32.000 toneladas, fue secuestrado a principios de abril en el Golfo de Adén, en frente de Somalia, y liberado el pasado 9 de mayo tras pagarse un rescate de hasta 3 millones de dólares, según diferentes fuentes.

"Es habitual para los piratas subir animales a bordo tras secuestrar un barco para comer mientras duran las negociaciones del rescate", explicó Tsvetan Gudev, presidente de la empresa naviera B Navy Bulgaria.

Gudev añadió que al recibir el rescate, arrojado por un helicóptero, los piratas entregaron al capitán del barco, Darin Mateev, un animal como "recuerdo" de Somalia.

Al menos una veintena de embarcaciones siguen retenidas por piratas somalís con un total de 297 tripulantes a bordo.

EFE