Foto: EFE
El presidente de Perú, Alan García, criticó hoy la "competencia armamentística" que él percibe en Latinoamérica, porque "es la peor que puede haber entre países en desarrollo".

"Todavía no entra en mi lógica que los países estén comprándose submarinos atómicos. El negocio no es para el país, es para el quevende el submarino atómico", afirmó García durante su intervención en la III Cumbre Empresarial UE-América Latina y Caribe, que empezó este domingo y concluye hoy en Madrid.

"Lamentablemente, en los últimos cuatro años, hemos comprado (en América Latina) 25.000 millones en armas y hemos gastado 150.000 millones (de dólares) en gastos normales de fuerzas militares: mantenimiento, cuarteles, operaciones...", dijo el presidente peruano.

Ante un auditorio de empresarios europeos y latinoamericanos, el mandatario precisó que "el Perú es el que menos ha comprado", al subrayar que el nivel de gasto de la región "no lo soporta ningún país".

"Si nosotros lográramos reducir sustancialmente eso -subrayó-, América Latina sería evidentemente el continente de la inversión en gran escala".

"Si no nos curamos hoy día de esa loca carrera, en los próximos cuatro años compraremos 35.000 millones de dólares (en armas), desde el submarino atómico que un gran país quiere comprar con orgullo, hasta los helicópteros y buques de guerra que otros países quieren comprar", advirtió García, sin mencionar ningún de esos países.

El gobernante peruano recordó que abordó ese asunto este domingo con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, durante la reunión bilateral que ambos mantuvieron en Madrid.

García habló con Piñera sobre "cómo necesitamos homologar y hacer transparentes nuestras realidades militares y armamentísticas, a efecto de no vivir jugando al bridge entre nosotros para ver quién es el que apuesta más".

A su juicio, "esa masa enorme de capitales (destinada a fines militares) puesta al servicio de la infraestructura, la inversión y el respaldo al capital internacional de inversión" contribuiría a que América Latina diera un "salto extraordinario".

"Si desterramos esos temas (gasto excesivo en armas), Sudamérica crecerá mucho más", zanjó el presidente de Perú.

La Cumbre Empresarial UE-ALC tiene lugar cada dos años, con el fin de fortalecer las relaciones entre las empresas de ambos bloques.

Las conclusiones y recomendaciones finales de la reunión empresarial se recogerán en un documento que se presentará a los jefes de Estado y de Gobierno participantes en la VI Cumbre UE-ALC que se celebrará mañana en Madrid. EFE