Una enfermera descubrió que trabaja con el bebé que cuidó hace 28 años

Esta es la historia de Vilma Wong, una enfermera que en 1990 atendió a un bebé prematuro de nombre Brandon Seminatore, quien ahora es un pediatra que trabaja en el mismo hospital donde nació.

La enfermera Vilma Wong junto a su paciente y ahora compañero de trabajo, Brandon Seminatore. | Fuente: Facebook: Stanford Children's Health - Lucile Packard Children's Hospital Stanford

Una enfermera nunca se imaginó que se reencontraría con el bebé que cuidó hace 28 años. Mayor fue su sorpresa cuando se enteró que aquel bebé trabajaba con ella en el hospital para niños Lucile Packard de Palo Alto en Estados Unidos.

Esta es la historia de Vilma Wong, una enfermera que en 1990 atendió a un bebé prematuro de nombre Brandon Seminatore, quien estuvo internado en la unidad de cuidados intensivos de ese hospital debido a que necesitaba cuidados especiales.

Conmovedor reencuentro

Vilma Wong tenía 26 años cuando recibió al bebé. Lo tuvo en sus brazos y lo cuidó hasta que se recuperó. Los padres de Brandon recuerdan que la enfermera siempre les brindó apoyo y los ayudó a calmar sus miedos.

El tiempo pasó y 28 años después Brandon regresó al mismo hospital donde nació, pero esta vez ingresó para trabajar como pediatra residente. Sin saberlo compartió el cuidado de un paciente con la enfermera Wong, la misma que lo cuidó en sus primeros días de nacimiento.

El hospital Lucile Packard Children's se encargó de difundir esta historia a través de su página en Facebook. "Brandon, uno de nuestros pediatras residentes, nació hace 28 años en el hospital con solo 28 semanas. Vilma fue su principal enfermera. Casi 30 años después, Vilma reconoció su nombre mientras hacía una ronda por el hospital", señala el hospital en su red social.

¿Cómo identificó a su paciente?

La enfermera Wong comenzó a preguntarle a Brandon su apellido, el cual le resultó familiar. “Seguí preguntándole cosas, como de dónde era. Me dijo que era de San José y que había nacido prematuro en este hospital", agregó.

Las sospechas de que era su paciente luego se confirmaron. “Le pregunté si su padre era un oficial de la Policía. Hubo un gran silencio. Luego me preguntó si era Vilma. Dije sí.”, relató la enfermera.

El pediatra reveló que su madre le pidió que buscara a la enfermera Vilma; sin embargo, supuso que por el tiempo ella se había retirado. "Conocer a Vilma ha sido una experiencia surrealista", señaló Brandon, quien espera que esta historia motive a las familias y a los niños para que salgan adelante pese a las dificultades.


¿Qué opinas?