Durante las protestas se detuvo a 797 personas. | Fuente: EFE

Las autoridades  chilenas acusaron a 997 personas por destrozos, incendios, saqueos o enfrentamientos con las fuerzas del orden en el marco de las protestas generalizadas que se viven en Chile desde hace más de una semana.

Así lo confirmó el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, quien precisó que el Ministerio del Interior ha presentado en total 228 querellas contra los imputados  los incendios, saqueos y enfrentamientos con las autoridades.  

“El Ministerio del Interior ha presentado un total de 228 querellas, ya sea por seguridad del Estado o por incendios asociados a la destrucción de las estaciones del metro. De las 228 querellas presentadas tenemos un total de 997 imputados, personas con nombres y apellidos que han sido imputadas", dijo Ubilla.

Detenidos con prisión preventiva

Ubilla comentó también que las autoridades chilenas contabilizaban hasta el momento 389 personas en prisión preventiva tras ser denunciados. Agregó que estas personas fueron presentadas al tribunal, donde se determinó que “existen pruebas suficientes para dejarlos en prisión preventiva”.

Respecto de las personas heridas durante las protestas entre el 20 y el 27 de octubre, el funcionario precisó que se trata de 1,406 lesionados, divididos en 876 policías y 530 civiles.

Además, indicó que los disturbios, saqueos, incendios y destrucción de la propiedad alcanzaron los 89 eventos, en los cuales se detuvo a 797 personas y se registraron 188 heridos (131 policías y 57 civiles).

Sin embargo, las cifras del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), ente público, pero independiente que monitorea las protestas, son mayores desde que comenzó el estallido social.

Heridos y fallecidos

El último balance entregado en la noche de este lunes contabiliza 3,535 detenidos en todo Chile, 1,132 heridos civiles, de los que 595 fueron por disparos (perdigones, balines de goma, disparos de bala o arma no identificada).

Entre los heridos por arma de fuego, 127 personas presentaron heridas oculares y hay casos confirmados de personas que perdieron la visión o directamente el globo ocular.

Las protestas han dejado ya 20 fallecidos, entre ellos seis ciudadanos extranjeros, y al menos cinco de las muertes se produjeron presuntamente por la acción de militares o policías.

El alza en el precio del pasaje del suburbano de Santiago fue la gota que colmó el vaso de la paciencia ciudadana, que se echó a la calle para criticar la desigualdad social y para clamar contra el Gobierno de Sebastián Piñera. EFE

¿Qué opinas?