Donald Trump pretende hacerse una prueba para descartar el coronavirus. | Fuente: AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó este viernes que lo peor de la crisis del nuevo coronavirus quedó atrás, en un momento en que la pandemia causa estragos en América Latina, sobre todo en Brasil, tercer país del mundo con más muertos por COVID-19.

Estados Unidos es el lugar más golpeado por la epidemia, con cerca de 108 000 de las 390 000 muertes que dejó el coronavirus desde que fue detectado en China el año pasado.

Pero Trump, que busca la reelección en noviembre, adoptó un tono optimista y celebró las cifras de empleo publicadas este viernes. Con una economía estadounidense en pleno proceso de reactivación tras el confinamiento, el desempleo bajó en mayo a 13,3%, después de una racha de dos meses al alza que llevó la tasa de paro de un 3,5% en febrero a un 14,7% en abril.

Trump declaró que Estados Unidos "ha superado en gran medida" la crisis, en un momento en que, por otro lado, Francia declaró que la epidemia de COVID-19 está "controlada" en su territorio.

América Latina se encuentra, sin embargo, en su peor momento desde el inicio de la pandemia, con cifras alarmantes en Brasil, Chile, México y Perú, entre otros países.

Brasil, tercer país con más muertes

Con 34 021 fallecidos y casi 615 000 casos, Brasil es el país más afectado de la región y es la tercera nación con más muertes después de Estados Unidos y el Reino Unido.

El país de 210 millones de habitantes no aplicó ninguna política contra el virus a nivel nacional y las medidas de contención decretadas por algunos estados y municipios fueron en general menos estrictas que en la mayoría de países europeos.

"Nada indica que la curva [de mortalidad] se reducirá" a corto plazo en Brasil, advirtió el presidente de la Federación internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICE), Francesc Roca, en declaraciones a la PAF.

Ante el avance de la epidemia, Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA) alertaron sobre el "grave riesgo" en que están los indígenas de la Amazonia, hogar de 420 pueblos originarios, 60 de ellos en aislamiento voluntario.

El cacique Raoni figura emblemática de la resistencia indígena en Brasil, acusa al presidente Jair Bolsonaro de "aprovechar" la pandemia para impulsar proyectos que suponen la desaparición de los pueblos originarios.

Visitantes pasan control de temperatura en parque temático de Universal Studios.
Visitantes pasan control de temperatura en parque temático de Universal Studios. | Fuente: AFP

Por su parte, México reportó el jueves, por segundo día consecutivo, un máximo de contagios diarios (4 442) y 816 decesos más, llevando el total a 105 680 casos y 12 545 fallecidos.

El país empezó a aflojar el confinamiento tras más de dos meses y su presidente, Andrés Manuel López Obrador, pidió a la población que no "relaje la disciplina" pero que tampoco caiga en la "psicosis".

Entretanto, en Perú, segundo país de la región en número de casos y tercero en decesos, se superaron el jueves los 5 000 fallecidos, y el sistema sanitario está al borde del colapso, con más de 9 000 personas hospitalizadas.

En Chile, las muertes por el coronavirus subieron un 50% en una semana y suman 1 448 con 122 499 casos confirmados.

(Con información de AFP)