Peatones miran las llamas del incendio Holy, que se cree provocado. | Fuente: AFP

"Continuamos en combate activo pero no logramos sacarle ventaja al fuego": es el reporte de los bomberos este viernes sobre el incendio forestal cerca de San Diego, California (EE.UU.) presuntamente iniciado por un hombre que ahora encara cadena perpetua. El incendio Holy, que arde en el bosque nacional Cleveland, arrasó 7,300 hectáreas, y obligó a la evacuación de más de 21.500 de personas y al cierre de varias escuelas en los condados afectados.

Gordon Clark (51), sospechoso de haber iniciado el fuego, fue presentado este viernes en una corte de Santa Ana para que se le informaran de los cargos criminales, que incluyen incendio agravado de cinco o más estructuras habitadas, incendio provocado de propiedad habitada, incendio intencional de bosques, amenazas criminales y resistencia al arresto. Enfrenta de 10 años en prisión a cadena perpetua.

"Eso es mentira", interrumpió a la jueza desde una celda en la corte mientras le leía los cargos. Al principio no mostraba su rostro, según su defensa, por "temor a represalias" contra su familia.  "¡Mi vida ha sido amenazada!", gritó él mientras caminaba por toda la celda, ondeando su cabello y por momentos escupiendo.

"Condiciones extremas"

El jefe de los bomberos del condado Orange, Shane Sherwood, dijo que el incendio empezó "cerca" de la cabaña de Clark en la zona de Holy Jim Canyon.  "Estamos investigando cómo exactamente fue iniciado el fuego", dijo el miércoles. Según testigos, las autoridades encontraron "pruebas físicas" que colocaron a Clark como el primer sospechoso.

Antes de ser arrestado, Clark habló con un equipo de prensa diciendo que nada tenía que ver con el incendio. "No tengo idea, estaba dormido, tenía mis audífonos puestos", dijo. "Me desperté y todas mis cosas estaban incendiadas", añadió, asegurando además que estaba en la mira de integrantes de la pandilla MS-13. Holy, contenido apenas en 5%, aún representa una amenaza para varias comunidades.

Más de 7.500 casas de familias fueron evacuadas, entre ellas la de Kevin Stone, residente de Lake Elsinore, en el condado de Riverside, otro de los afectados por Holy. "Estoy preocupado, pero confío en los bomberos. Tenemos muchos hombres allá arriba, muchos camiones, combate aéreo. Me dan esperanza", dijo a la AFP. Más de 1.200 bomberos combaten las llamas en esta comunidad, cubierta por un denso manto de humo.

AFP

0 Comentarios
¿Qué opinas?