EE.UU.: Un restaurante se negó a atender a portavoz de la Casa Blanca

Sarah Huckabee Sanders contó en Twitter que fue expulsada junto a siete integrantes de su familia por el mismo dueño del local.
La portavoz Sarah Huckabee Sanders contó episodio que sufrió junto a otros siete integrantes de su familia en un local de Lexington. | Fuente: AFP | Fotógrafo: NICHOLAS KAMM

Una nueva protesta en contra de personas involucradas con el gobierno de los Donald Trump. Esta vez, el dueño de un restaurante de la ciudad de Lexington en el estado de Virginia, se negó a servir la cena a la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders y a su familia.

Esta información fue confirmada por la propia funcionaria, quien indicó en Twitter que el hecho se produjo cuando se encontraba en el restaurante The Red Hen (La Gallina roja, en español) ubicado a unas tres horas de Washington.

Sanders contó que el propietario del restaurante le pidió que se fuera porque trabaja para el Gobierno del presidente Trump, quien en los últimos días ha recibido numerosas críticas por su política para separar a familias inmigrantes en la frontera con México.

"La pasada noche el dueño de Red Hen en Lexington, Virginia, me dijo que me fuera porque trabajaba para @POTUS -sigla de Presidente de EE.UU., en inglés -y me fui cortésmente [....] Sus acciones dicen más sobre él que sobre mí. Siempre hago todo lo que puedo para tratar de una forma respetuosa a todo el mundo, incluyendo a aquellos con los que no estoy de acuerdo, y continuaré haciéndolo", escribió Sanders en la red social.

El incidente fue confirmado por uno de los mozos del local, Jaike Foley-Schultz, quien escribió su versión en Facebook. "Acabo de atender a Sarah Huckabee Sanders por un total de dos minutos, antes de que mi jefe le echara a ella y a siete miembros de su familia", publicó.

La publicación fue difundida por otras páginas web, así como agrupaciones que están en contra de las decisiones tomadas por el gobierno de Trump con respecto a la situación de los inmigrantes.

La portavoz recibió el apoyo de miembros del Ejecutivo, como la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, quien lamentó lo ocurrido y calificó a Sanders como una mujer de primera clase.

Sanders, uno de los rostros más conocidos del Gobierno, no ha sido la única en sufrir esta semana un incidente en un restaurante. El martes, la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Kirstjen Nielsen, llevaba una hora cenando en el restaurante mexicano MXDC, a dos cuadras de la Casa Blanca, cuando varias personas entraron al grito de "¡qué vergüenza!" y "¡acaba con la separación familiar!". Ese episodio fue grabado en video y las imágenes se hicieron virales en las redes sociales. (Con información de EFE)

¿Qué opinas?