Jonathan Watson aseguró que volvería a asesinar a un pederasta. | Fuente: Departamento de Correciones y Rehabilitación de California

Jonathan Watson es un hombre de 41 años, preso en la cárcel estatal de Corcoran, en California, Estados Unidos, que ha confesado haber asesinado a dos reclusos condenados por pederastia, luego de conocer los motivos que los llevaron a estar en prisión.

Los dos fallecidos habían sido sentenciados a cadena perpetua por haber cometido delitos relacionados a abusos sexuales contra menores de 14 años.

En una carta enviada a The Mercury News, Watson confirmó que asesinó a David Bobb, de 48 años, y a Graham De Luis Conti, de 62, con el bastón de un recluso, una semana después de haber sido transferido a ese centro penitenciario.

UN CUARTO COMÚN

Jonathan Watson fue colocado en un cuarto con más reclusos; ahí conoció a David Bobb, quien le confesó que pasaba su tiempo en prisión viendo canales infantiles de televisión, algo que no le permitía dormir en las noches.

“No podía dormir sin hacer lo que todos mis instintos me decían que debía hacer en ese momento, así que guardé todas mis cosas porque sabía que la situación se resolvería pronto de una forma u otra”, escribió Watson en su carta, en la que explicó los motivos que lo llevaron a cometer el doble asesinato.

Pero, de una manera u otra, Watson intentó controlarse. Horas antes del ataque, le confesó a un guardia de la prisión sus intenciones, pero este se burló e hizo caso omiso a la advertencia.

Cuando regresó a la celda común, Bobb se encontraba viendo, como solía hacer, el canal infantil. “Realmente va a ver esto delante de todos nosotros”, pensó Watson, y en ese momento recordó que tenía el bastón de otro interno, con el que golpeó al pederasta hasta la muerte.

EL SEGUNDO CRIMEN

Luego de haber cometido el crimen, Watson estaba dispuesto a entregarse, no obstante, en el camino se topó con su segunda víctima, quien fue condenado por tráfico de menores. Lo asesinó con el mismo bastón con el que mató a su primera víctima.

De acuerdo con el diario ABC, el autor de los hechos aseguró que cometió los asesinatos porque “entendía” a las familias que habían sufrido las acciones de ambos criminales.

“Estoy en una posición única donde tengo acceso a este tipo de personas y muy poco que perder. Estos individuos son la peor pesadilla de cualquier padre”, explicó, añadió que se declarará culpable ante los tribunales y que no descarta volver a hacer lo mismo si en el futuro comparte su celda con otro pederasta.

¿Qué opinas?