Lo cuidó por días, autorizó que fuera desconectado y luego descubrió que no era su hermano

Una mujer de Nueva York que cuidó a quien creía era su hermano que agonizaba y que ordenó que fuera desconectado de un respirador, demandó al hospital al descubrir que se trataba de otra persona.

Una mujer autorizó a desconectar el respirador a quien creía que era su hermano. | Fuente: iStock/Referencial | Fotógrafo: gorodenkoff

Una mujer de Nueva York que cuidó por varios días a quien creía era su hermano que agonizaba y que tras confirmarse su muerte cerebral ordenó que fuera desconectado de un respirador demandó al hospital al descubrir que se trataba de otra persona.

La demanda fue presentada contra el hospital público San Barnabás ante la Corte Suprema de El Bronx por Shirell Powell, cuyo hermano Frederick Williams, de 40 años, había sido paciente de dicho centro de salud.

De acuerdo con la demanda, Powell, que reclama graves daños emocionales que -alega- ocurrieron por la negligencia del hospital, recibió una llamada de un médico del centro sanitario el 15 de julio del 2018 para informarle de que su hermano había sido admitido ahí en estado inconsciente.

La demanda, presentada el pasado 15 de enero, destaca que el hombre admitido en el hospital, y que tenía documentos de identidad, entre ellos el de su seguro social, era en realidad Freddy Clarence Williams.

"Ese Frederick Williams y Freddy Clarence Williams son personas diferentes", establece el documento de la demanda, a la que ha tenido acceso la agencia Efe.

¿Qué ocurrrió?

Indica además que la demandante acudió el 15 de julio del 2018 al hospital donde fue informada por el mismo médico que le llamó que le harían algunas pruebas a Williams, quien no tiene un segundo nombre.

"Estaba entubado y tenía un collarín, estaba un poco hinchado, pero se parecía mucho a mi hermano", dijo la mujer al diario New York Post.

"Él no podía hablar cuando le llevaron al hospital. Simplemente asumieron que se trataba de mi hermano", dijo la mujer al rotativo neoyorquino

Powell, de 48 años y residente del distrito de Brooklyn, alegó además a la corte que dos días más tarde se le informó de que Frederick Williams, su hermano menor, había sufrido severo daño cerebral como resultado de una sobredosis de narcóticos y que sería trasladado al hospicio del mismo hospital.

La demandante permaneció al lado de quien creía era su hermano desde el 17 de julio, cuando fue llevado al centro hospitalario, hasta el 29 de ese mes, cuando autorizó desconectarle del respirador y murió rodeado de Powell y sus familiares.

Powell pidió que se le practicara una autopsia. De acuerdo con la demanda, el hospital identificó con la Oficina del Médico Forense al muerto como Frederick Williams.

Giro en la historia

Pero, el 16 de agosto el forense le identificó como Freddy Clarence Williams.

Como resultado del incumplimiento de su deber, la demandante autorizó el retiro del tratamiento médico a una persona que no era su hermano, se argumentó además al tribunal en una demanda que no especifica la cantidad económica que reclama.

Powell supo después que su hermano estaba en la prisión municipal de Riker desde el 1 de julio del 2018 y algunos meses después asistió a una audiencia de Frederick en la Corte Suprema de Manhattan para verlo.

"Vi a mi hermano y no lo podía creer", ha señalado la mujer, que también ha podido conversar con su hermano menor.

Por un lado, ha dicho que agradece que está vivo pero por el otro, alega, "maté a alguien que fue un padre o un hermano".

Alexander Dudelson, abogado de Powell, se comunicó con el hospital en un intento infructuoso por obtener información de Freddy Clarence Williams. Powell pidió por su parte información a la oficina del forense sobre la familia de este para enviarle condolencias, pero le fue negada por la ley de privacidad.

Información de EFE

¿Qué opinas?