La estudiante de 21 años acudió a la policía para denunciar que venía siendo extorsionada con imágenes privadas.
La estudiante de 21 años acudió a la policía para denunciar que venía siendo extorsionada con imágenes privadas. | Fuente: Facebook | Fotógrafo: Steve C. Wilson

Un oficial de policía de la Universidad de Utah compartió fotos explícitas de una joven que se había acercado hacia la oficina policial para denunciar a su expareja por chantaje cibernético con fotos de ella. 

Según informó BuzzFeed News, días después de que la joven de 21 años, Lauren McCluskey, se acercara a la comisaría, su expareja le disparó en el estacionamiento del campus quien, según las autoridades, le mintió al joven de 21 años sobre su edad y que era un delincuente sexual registrado, y luego usó las imágenes para amenazarla. 

De acuerdo con el informe al que tuvo acceso el portal de noticias, el agente policial le enseñó las imágenes a sus compañeros de trabajo. En este se encontró que Miguel Deras mostró inapropiadamente a sus colegas las imágenes explícitas y que los oficiales "comentaron inapropiadamente las fotos".

"Estoy profundamente perturbado por este hallazgo y decepcionado con los oficiales que estuvieron presentes y que no informaron este incidente a través de los canales universitarios apropiados", dijo Rodney Chatman, jefe de policía del Departamento de Seguridad Pública de la Universidad de Utah.

 "Es inexcusable que cualquier agente de la ley discuta fotos o información proporcionada por una víctima fuera de razones claras y legítimas de aplicación de la ley", agregó. Chatman no reveló si alguno de los oficiales sería disciplinado, citando razones de confidencialidad, pero dijo que el departamento estaba "tomando medidas contra los oficiales individuales con base en los hallazgos de este informe".

Sin embargo, Deras dejó el departamento el 16 de septiembre de 2019 y ahora está trabajando con el Departamento de Policía de Logan City. El informe encontró que no había evidencia de que Deras hubiera descargado las imágenes a su teléfono, pero se cree que el oficial accedió a las imágenes a través de su correo electrónico del trabajo en su teléfono.

McCluskey fue asesinada en octubre de 2018; le dispararon dentro de un automóvil estacionado en la Universidad de Utah después de haber recibido mensajes sospechosos que amenazaban con publicar fotos comprometedoras en la web.