De momento no se ha revelado el nombre del atacante. | Fuente: AFP

La Policía de Texas en Estados Unidos investiga como un crimen de odio el tiroteo de este sábado en un centro comercial de El Paso, que dejó 20 muertos y 26 heridos.

Así lo confirmó el jefe de la Policía de El Paso, Greg Allen, quien confirmó que han tenido acceso a un manifiesto del sospechoso que “indica, en cierta medida, un posible vínculo con un crimen de odio”.

Allen comentó que el sospechoso es un “hombre blanco de 21 años”, quien actualmente se encuentra bajo custodia, luego de que se entregara a los agentes de la Policía sin ofrecer resistencia.

"Fue un acto de cobardía"

El presidente estadounidense Donald Trump calificó el tiroteo como "un acto de cobardía" y afirmó que nada justifica matar a personas inocentes.

"El tiroteo de hoy en El Paso, Texas, no solo fue trágico, fue un acto de cobardía (...) Sé que estoy junto a todos en este país para condenar el odioso acto de hoy. No hay razones o excusas que justifiquen matar a personas inocentes", agregó.

"Uno de los días más mortíferos"

En tanto, el gobernador de Texas condenó el crimen y dijo que se trataba de uno de los días “más mortíferos” en la historia de ese estado.

"Veinte personas inocentes de El Paso perdieron la vida (…) Un día que para alguien habría sido normal ir tranquilamente de compras se convirtió en uno de los días más mortíferos de la historia de Texas”, dijo.

Por su parte, la congresista por Texas, Verónica Escobar, expresó su rechazo ante el ataque y envió condolencias a los familiares de las víctimas. AFP

¿Qué opinas?