EE.UU. | Una mujer reveló un tormentoso secreto durante culto en iglesia mormona

Después de 34 años, McKenna Denson rompió su silencio y se paró frente a decenas de feligreses a denunciar públicamente al expresidente del Centro de Capacitación Misional de su iglesia, que la violó en 1984 en Arizona.

McKenna Denson es una ciudadana estadounidense de 55 años que el domingo 2 de septiembre, día de ayuno y de testimonio en su antigua congregación mormona de Chandler, Arizona, se puso de pie delante de más de una decena de fieles para soltar el peso secreto que cargaba sobre los hombros desde hace 34 años.

Condujo 1,125 kilómetros desde Pueblo, Estado de Colorado, hasta la iglesia de su niñez y adolescencia, pero previamente ya había mirado dolorosamente el espejo retrovisor de su vida y sintió que no podía seguir callando las voces internas que la atormentaban.

Comenzó su testimonio citando la reflexión de un filósofo británico: “Estoy aquí porque tengo mucha confianza y amor en el salvador. Edmun Burke dijo que lo único necesario para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada”.

Hizo una pausa, exhaló una bocanada de aire y luego se armó de valor para denunciar públicamente que fue víctima de violación de un líder de su congregación. “La primera presidencia y el quorum de los doce apóstoles encubren a un depravado sexual, que vive en su barrio y su nombre es Joseph Bishop, era el presidente en 1984 cuando me violó en el sótano del centro de entrenamiento misionario”.

Después, un hombre más alto que ella la rodeó con el brazo derecho y le susurró al oído que quisiera que se siente y que le gustaría hablarle después, interrumpiendo así su testimonio. McKenna con voz temblorosa contestó que “absolutamente, le encantaría hablar después, sin embargo debe estar al tanto de que va a hacer”.

Él insistió queriendo retirarla del podio, pero ella se resistió e incómoda le dijo: “¿Sabe qué? Está en mi espacio personal”. Toda la feligresía que no podía salir de la estupefacción fotografió y grabó la escena.

"Mi nombre es McKenna Denson, apruebo este mensaje, es realmente importante para mantenerse a salvo, ¡llamen a la policía!"- exclamó mientras otro hombre de terno se puso a su costado para sacarla del lugar. “No me toquen, no me asalten, debemos mantener a los depredadores sexuales a raya -prosiguió-, así sean pedófilos o violadores como Joseph Bishop”.

Denson aseguró que Bishop estaba en la iglesia el domingo y que pudo escudriñarlo con la mirada mientras hablaba en público. El video fue subido en su cuenta de Facebook y la noticia fue propalada en varios medios como el Washington Post y el The New York Times.

Precisamente el Washington Post detalló que Denson, primero hizo públicas sus acusaciones en abril, semanas después de que una cinta de audio filtrada revelara que Bishop confesó ser un "depredador sexual" en una conversación con Denson.

McKenna Denson ha recibido muestras de solidaridad en las redes sociales por parte de sus amigos, familiares y algunas instituciones. | Fuente: Getty

¿Qué dijo la iglesia mormona?

Según The Washington Post, para Eric Hawkins vocero nacional de la Iglesia Mormona “fue decepcionante que alguien interrumpa dicho servicio de adoración para llamar la atención sobre su propia causa personal”.

"La grabación y la publicación de estas interrupciones en las redes sociales para buscar atención pública y la cobertura de los medios, lamentablemente, muestra una desafortunada falta de respeto por los demás. Pedimos respetuosamente a las personas con quejas personales que encuentren otros medios para comunicar sus mensajes que alterar la santidad de un servicio de adoración", explicó en correo electrónico.

La iglesia anunció que hará una investigación completa sobre las graves acusaciones de Denson, las cuales fueron calificadas de “inquietantes”.

¿Qué dijo Joseph Bishop?

Bishop negó haber agredido sexualmente a Denson, pero cuando fue interrogado por la Policía en noviembre del año pasado, después de haber sido denunciado, admitió que le pidió a la mujer que solo mostrara sus pechos.

En una grabación que mostró Denson a la Policía, Bishop dijo no recordar haber hecho eso y se disculpó por su conducta sexual inapropiada. Después se describe asimismo como “alguien que luchó con una adicción sexual a lo largo de su vida”.

McKenna Denson fue sacada del podio por dos hombres que se escandalizaron de su testimonio. | Fuente: Captura de YouTube
¿Qué opinas?