Reino Unido
Los casos en el Reino Unido se han disparado y crece el temor por esta nueva variante de la enfermedad. | Fuente: AFP | Fotógrafo: TOLGA AKMEN

Con la reapertura del estratégico puerto de Dover, el Reino Unido empezó a salir del repentino aislamiento al que le sometieron sus vecinos europeos tras el descubrimiento de una nueva variante de COVID-19, la cual será analizada este miércoles en una reunión de expertos de la OMS.

Por primera vez desde el domingo, varios vehículos con pasajeros pudieron cruzar el canal de la Mancha y llegaron el martes por la noche al puerto francés de Calais procedentes de Dover, en el sureste de Inglaterra, constató la AFP.

Pero, según el gobierno británico, se necesitarán "varios días" para desatascar la zona y permitir que los miles de camiones bloqueados en el sector del puerto accedan a Francia, después de que se llegara a un acuerdo con París para autorizar el paso a sus conductores con un test de COVID-19 negativo.

Unos 4 mil camiones permanecían varados el martes por la noche en los alrededores del puerto: de 700 a 800 en la autopista de Londres a Dover y unos 3 mil en un aeropuerto en desuso cercano, donde los camioneros son sometidos a las pruebas de detección, según informó el ministro británico de Colectividades locales, Robert Jenrick.

La reapertura de este puerto estratégico, tras el acuerdo entre Londres y París, pone fin a los temores de posible falta de abastecimiento en el país.

Francia y Bélgica habían anunciado el martes una flexibilización de ciertas restricciones decretadas a raíz de la aparición, confirmada el domingo, de una nueva variante de COVID-19 en Reino Unido, cuya transmisión sería entre un 40% y un 70% más alta, aunque no necesariamente más mortífera, según las autoridades sanitarias.

Francia, Bélgica, Holanda y República Checa autorizaron el miércoles el regreso del Reino Unido de sus conciudadanos y residentes en su territorio o en la Unión Europea (UE), siempre y cuando cuenten con un test negativo.

Alemania, que como docenas de otros países también cortó las conexiones con el país, no anunció cambios en sus restricciones, previstas hasta el 6 de enero. España, por su parte, sólo permite la repatriación de sus nacionales.

Reunión de la OMS

El Reino Unido ha registrado un aumento importante de los contagios, tras un periodo estable a finales de noviembre. En esta última semana, se contabilizaron cerca de 225.000 infecciones, el total más elevado en siete días desde el inicio de la pandemia, según un recuento de la AFP.

En este contexto, la rama europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúne el miércoles para discutir estrategias para tratar la variante del coronavirus.

"Será una reunión a puerta cerrada de expertos (...) y una oportunidad para que las autoridades sanitarias británicas hagan un balance de la situación y respondan a las preguntas relacionadas", dijo una portavoz a la AFP.

La campaña de vacunación en la UE comenzará el domingo, después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) diera su luz verde el lunes a la vacuna de Pfizer/BioNTech.

Este miércoles, Suiza empezó a vacunar: una mujer de más de 90 años en el cantón de Lucerna se convirtió en la primera paciente en recibir la vacuna en la Europa continental. El Reino Unido ya comenzó a vacunar hace dos semanas.

El laboratorio alemán BioNTech, creador junto al gigante estadounidense Pfizer de la primera vacuna contra la COVID-10 aprobada internacionalmente, aseguró que podría suministrar, llegado el caso, "en seis semanas" una vacuna adaptada a la nueva cepa del virus de Reino Unido.

Trump rechaza plan de apoyo económico

En Estados Unidos, el país más afectado del mundo tanto en términos de muertes (322.849) como de infecciones (más de 18 millones), el presidente Donald Trump rechazó el martes la ley de alivio económico aprobada tras meses de arduas negociaciones por el Congreso para atender la crisis desatada por la pandemia y exigió una serie de "enmiendas".

"Realmente es una desgracia", indicó Trump, criticando que se ayude a familias en las que hay indocumentados, que se incluyan partidas para otros temas y pidiendo que se incremente la ayuda para las personas más necesitadas, estipulada en 600 dólares.

En todo el mundo, la pandemia ha provocado más de 1,7 millones de muertos y cerca de 78 millones de contagios, según un recuento de la AFP realizado este miércoles.

En América Latina y el Caribe, casi 490.000 personas han fallecido por el coronavirus y más de 14,8 millones se han contagiado.

México anunció que comenzará a vacunar el jueves con el fármaco de Pfizer/BioNTech.

La campaña comenzará en medio de un pico de casos, ya que el país registró el martes un récord de contagios diarios, con 12.511 nuevos infectados. El país, con una población de 128 millones de habitantes, contabiliza más de 1,3 millones de contagios y 119.000 muertos por covid-19.

Perú superó el martes el umbral del millón de casos confirmados. El país, que endureció las restricciones vigentes para atajar un alza en los contagios durante las fiestas navideñas, también registra más de 37.000 fallecimientos.

El estado brasileño de Sao Paulo, con el mayor número de muertos por coronavirus en el país, también endureció las restricciones para Navidad y Año Nuevo ante el repunte de la pandemia.

AFP