La Fiscalía de Milán ha abierto una investigación por "homicidio voluntario". | Fuente: EFE

La Fiscalía italiana informó que han encontrado altos niveles de "cadmio y antimonio" y "de cromo y molibdeno" en el cuerpo de Imane Fadil, exmodelo marroquí, fallecida en Milán, que era testigo en el proceso contra Silvio Berlusconi por prostitución de menores en el caso Ruby.

La modelo, de 34 años, falleció el 1 de marzo en el hospital Humanitas de Milán, por causas que se desconocen, y la Fiscalía de esta ciudad italiana ha abierto una investigación por "homicidio voluntario".

"Tras los exámenes de líquidos biológicos efectuados se han encontrado niveles superiores a la norma de cadmio y de antimonio", dijo en rueda de prensa el fiscal de Milán, Francesco Greco.

El fiscal italiano indicó que se esperan aún los resultados de la autopsia, que se realizará el próximo miércoles, y señaló que "no está descartada la posibilidad de muerte por causa natural, aunque los exámenes realizados no han encontrado patologías".

Explicó que los exámenes realizados en la sangre y orina de la fallecida han evidenciado que había una alta concentración de algunos metales, en particular cadmio y antimonio.

En concreto, el antimonio estaba presente con un valor casi tres veces superior al normal y el cadmio casi siete veces más.

La presencia de estas sustancias peligrosas en proporciones tan elevadas ha obligado a tomar precauciones y el equipo médico que trabajará en la autopsia deberá llevar un equipamiento especial para protegerse de posibles radiaciones, según informan los medios italianos.

La noticia del fallecimiento de la modelo se conoció el pasado viernes, cuando los medios informaron de que la mujer estaba ingresada desde finales de enero y su muerto tuvo lugar "después de un largo sufrimiento".

La Fiscalía no excluye ninguna hipótesis, entre ellas la del envenenamiento, pues la propia Imane había comentado a su familia y su abogado que temía haber sido envenenada, según las mismas informaciones.

La modelo marroquí fue testigo en el llamado caso Ruby que se desarrolló desde 2011 en el Tribunal Penal de Milán contra Berlusconi por supuesto abuso de poder e incitación a la prostitución de menores, en relación a las "cenas elegantes" que se celebraban en su villa San Martino de Arcore, próxima a Milán. (EFE)


¿Qué opinas?