LULA
Lula dijo esta frase cuando era un diputado. | Fotógrafo: Perfil

Una confesión de Marcelo Odebrecht podría hundir al expresidente de Brasil Lula da Silva, acusado de corrupción en el llamado caso Lava Jato. El dueño de la constructora brasilera dijo que le entregó US$ 4 millones.

Lula da Silva comenzó como un dirigente sindical y en 1988 era el presidente del Partido de los Trabajadores, además de un diputado. Ese año dijo una frase profética. "En Brasil es así: cuando un pobre roba, va a la cárcel; pero cuando un rico roba, lo hacen ministro", dijo un año antes de postular a la presidencia con su organización política, donde años después se revelaron varios nexos para desfalcar el dinero de la nacional Petrobras.

Acusado y luego ministro. En marzo de 2016, cuando aún Dilma Rousseff era presidenta, ella lo nombró jefe de gabinete. Muchos brasileros consideraron que la medida fue tomada para darle inmunidad ante las acusaciones que ahora toman mayor forma con la confesión de Odebrecht.

Lula da Silva
Una mujer pide que encarcelen a Lula en una de las tantas protestan que azotan Brasil. | Fuente: AFP
Lula fue presidente entre 2003 y 2010, años en los que la corrupción de Odebrecht se expandió por toda Latinoamérica.
Lula fue presidente entre 2003 y 2010, años en los que la corrupción de Odebrecht se expandió por toda Latinoamérica. | Fuente: AFP