Claudia Patricia Díaz Guillén
La enfermera está señalada junto con su esposo en la investigación de los 'papeles de Panamá'. | Fuente: @NoticiasVenezue

La Fiscalía de la Audiencia Nacional de Venezuela apoyará este lunes la entrega en extradición de Claudia Patricia Díaz Guillén, que fue enfermera personal del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, y a la que las autoridades de su país reclaman por presuntos delitos de blanqueo de capitales.

Díaz Guillén fue capturada en la ciudad de Madrid en España el pasado 25 de abril y se resistió a ser entregada a Venezuela. En tanto, el teniente fiscal, Miguel Ángel Carballo, se encargará de defender la entrega de la enfermera por parte de España, que todos los años entrega a reclamados de nacionalidad venezolana.

Arresto y medida cautelar

La enfermera fue arrestada junto a su marido, Adrián José Velásquez, que ejerció de jefe de seguridad de Chávez y que también está reclamado por Venezuela por los mismos delitos, si bien la vista de este lunes se celebrará solo para decidir sobre la extradición de ella.

Tras su detención, los dos fueron puestos al día siguiente a disposición del juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, que tras tomarles declaración les dejó en libertad con la única medida cautelar de no abandonar Madrid mientras se decidía sobre su entrega.

A raíz del arresto de estos dos colaboradores de Chávez, su abogado emitió un comunicado en el que atribuía la reclamación a la búsqueda de "chivos expiatorios" por parte del régimen venezolano y aseguró que llevan "años perseguidos".

Investigación

Tanto Díaz Guillén como Velásquez Figueroa están señalados en la investigación de los "papeles de Panamá" por supuestamente haber recibido ayuda del bufete panameño Mossack Fonseca para "blindar" una fortuna no declarada, según informó el fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, en Twitter el pasado 10 de abril.

Esta misma investigación ubica a la pareja como personas muy cercanas a la primera magistratura, a ella como enferma de Chávez y extesorera de la nación y a su esposo como jefe de seguridad del fallecido jefe de Estado.

En otro mensaje, Saab recordó que en 2016 la Fiscalía venezolana realizó allanamientos a las propiedades de la familia Velásquez Figueroa y que en ese momento "se les detectó innumerables técnicas de legitimación de capitales y enriquecimiento ilícito que les obliga a comparecer ante las autoridades competentes de Venezuela".