La ex vocalista de La Oreja de Van Gogh, Amaia Montero, quien promueve su primer álbum como solista, de título homónimo, dedicó la canción "407" a su padre, quien fue diagnosticado con cáncer hace dos años.

Montero comentó que fue un duro golpe enterarse del padecimiento de su padre por lo que decidió escribir este tema en su honor. "Mi padre está pasando por una enfermedad muy dura que por desgracia mucha gente padece, es cáncer. En ese momento viví el tema de manera muy sensible porque fue un golpe duro para toda la familia y para mi también", refirió.

Además indicó que como dicen la canción piensa en el minuto en que todo cambió  y que es una canción esperanzadora y que hará que muchas personas se sientan identificadas.

"En esa canción hablo de lo que yo sentí  y 407 es el número de la habitación donde él estaba. Esto sucedió hace dos años y todo eso que va pasando  día a día nos hacen crecer, fue entonces que tomé la decisión de emprender esta nueva etapa", explicó.

-Andina