Pese a protagonizar un lapsus bochornoso durante su presentación, Ana Torroja conquistó a un Gran Teatro Nacional que no dejó de corear y aplaudir sus canciones.

Con su inconfundible voz y la vitalidad que siempre la caracterizó, la española pisó el escenario alrededor de las 9:00 pm junto a tres músicos que maquillaron los temas de su repertorio como solista y de su etapa como vocalista de Mecano.

"Soy" fue la canción elegida para abrir la noche y posteriormente dar paso a "Como sueñan las sirenas". Le siguieron "La fuerza del destino", "Los amantes", "Mujer contra mujer" y "Cruz de navajas", canciones de su entrañable agrupación ochentera.

"Gracias, estoy feliz de volver a Lima que nos recibe con tanto cariño. Eso es recíproco... Espero que salgan más felices de lo que habéis entrado", fueron las primeras palabras de la artista antes de llevar al público por un viaje al pasado.

Siguieron "Quédate en Madrid", "Sentía", "Naturaleza muerta" y "Aire", temas que la cantante "sacó del baúl de los recuerdos" para unirlos en un medley lleno de emociones.

Pero un traspié -muy frecuente en muchos artistas- causó la desazón del público. En entrevista con RPP Noticias, Torroja había afirmado que "todos los días se acordaba de nuestro país". Sin embargo cuando presentaba a sus músicos durante el show, la cantante confundió a Perú con Chile, lo que provocó la protesta de algunos de los presentes.

"Perdón, se me traspapeló. Pero Lima lo dije bien" se excusó la artista con evidente nerviosismo. Sin embargo la incómoda situación no fue pretexto para que el público se desconecte del espectáculo.

Otras canciones que también sonaron durante el concierto fueron "Veinte mariposas", "Duele el amor", "Ay qué pesado", "Ya no te quiero" y "Un año más", tema que puso de pie a la audiencia.

Pero la lista de éxitos no terminaba ahí, con una figura envidiable y una energía sobre el escenario totalmente contagiable, Ana Torroja armó una fiesta con temas tan emblemáticos como "Maquillaje", "Me colé en una fiesta" y Barco a Venus".

Visiblemente agotada la cantante estaba a punto de abandonar el escenario tras casi dos horas de conicerto, pero insistentemente el público le pidió que se quedará para cerrar con el tema "Me cuesta tanto olvidarte". A pesar del lapsus cometido, la artista consiguió irse entre elogios y aplausos. "Gracias Lima", respondió.