La cantante estadounidense Madonna realizó una presentación en el estadio Ernst Happel de Viena, en Austria, espectáculo que forma parte de su gira mundial MDNA 2012.

Madonna llegó a Austria tras su accidentada y fugaz presentación en el teatro Olympia de Francia, donde tras 30 minutos de música y 15 de discurso social, desapareció del escenario para sorpresa de sus fanáticos