Bret Michaels, ofreció una gran noche de fiesta y rock para sus seguidores en el Centro de Convenciones Scencia de la Molina. Fueron 11 temas en una hora y media de show.

El ex cantante de Poison, hizo su primera presentación en el país interpretando los más recordados éxitos de su banda.

En el concierto sonaron clásicos como “Talk Dirty to Me”, “Nothin” But a Good Time”, “Every Rose Has Its Thorn”, y “Fallen Angel”.

El cantante no tuvo mejor idea que retribuir la aceptación de sus fanáticos prometiéndoles un pronto retorno en 2014.