Andrés Calamaro extraña a su amigo Gustavo Cerati, quien desde hace un año permanece postrado a consecuencia de un accidente cerebro vascular que lo dejó en coma. Al expresar su tristeza, dijo: "Me siento colgando de un hilo."

Calamaro se encuentra en España presentando sus canciones, donde fue entrevistado por TN de Argentina y donde también habló de los referentes máximos del rock nacional Charly García y Fito Páez.

"Es tan triste, me siento colgando de un hilo, es una situación que me supera un poco; tengo mucho afecto por Gustavo, lo siento un par, un queridísimo compañero; teníamos muchas ilusiones de hacer una gira y colaborar juntos. Es muy triste saber que un camarada tan querido está en una situación que ni siquiera mi conciencia puede elaborar”, destacó el ex Abuelo de la Nada.

Calamaro y Cerati se conocieron muy jóvenes. A principios de la década de los ochenta ensayaban juntos en el grupo Morgan, que también tenía a Zeta Bosio como bajista, hasta que Andrés recibió el llamado de Miguel Abuelo para sumarlo a la banda.

Los dos músicos se encontraron en el festival solidario para las víctimas del terremoto en Chile, celebrado el 13 de marzo de 2010.

Sobre Charly García, Calamaro destacó que lo encontró como en los ochenta, con su inteligencia original y con menos ademanes mayestáticos. “Fue un encuentro dulce”, destacó.

"También mantuve unas charlas muy afectuosas, graciosas y pícaras con Fito y Sabina", agregó Calamaro.