La banda británica Coldplay fue la encargada de aninar la ceremonia de Clausura de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, acompañados de una gran coreografía que rindió tributo al fuego.

En la ceremonia, denominada la "Fiesta de la Llama", acróbatas aéreos también se hicieron presentes, descendieron en globos luminosos y otros más corrían en motocicletas por el suelo y por el aire.

Como informa El universal, luces de todas partes le dieron color al inmueble, para continuar disfrutando del amplio repertorio de Chris Martin y los suyos.