Cuando pienses en volver: miles fueron la voz de Pedro Suárez-Vértiz

Una noche de ensueño se vivió en el Estadio Nacional, como parte del show ´Cuando pienses en volver´ en el que miles pusieron voz a las canciones del famoso rockero Pedro Suárez-Vértiz.

Pedro Martín José María Suárez-Vértiz Alva, "Pedrito" para todo el Perú, es sin lugar a dudas uno de los músicos más queridos en todo el país, y así quedó demostrado en el festival "Cuando pienses en volver", un show único en el que la música del exlíder de Arena Hash fue la principal protagonista de la noche.

Con una producción increíble y de primer nivel, el espectáculo mostró en un mismo escenario a una serie de estrellas interpretando las canciones que Pedro hiciera inmortales. Con altos y bajos, este show de más de nueve horas vistió de fiesta el Estadio Nacional uniendo las voces de 30 mil personas al unísono.

Aunque estaba planeado para las 5:30 de la tarde, el espectáculo tuvo un ligero retraso propio de este tipo de megaproducciones. Desde las 6:00 de la tarde, Guillermo Bussinger fue el encargado de calentar motores y dar la bienvenida al público que esperaba revivir el soundtrack de su vida.

BAÑO DE POPULARIDAD

Cabe mencionar que la promesa previa de Pedro Suárez-Vértiz de aparecer ante los presentes no quedó solo en palabras, y así lo hizo durante la presentación del conocido grupo Río. Pero antes de eso, por la parte nacional, Laguna Pai versionó "Cuando el sol va a salir"; Amén, hizo lo suyo con una versión rockera de "Sé que todo ha acabado ya", "Río", en una versión punk del clásico "Y es que sucede así" (canción en la que apareció el famoso rockero) y Mar de Copas, también con una versión punk pero del tema "Globos del cielo", fueron el arranque antes de dar pase a los artistas internacionales invitados.

La dirección de cámaras, el escenario, las apariciones en pantalla de los tuits con el hashtag #cuandopiensesenvolver y la presentación de cada una de las bandas con un Pedro escribiendo mensajes en una laptop para todos los presentes, fueron los puntos más llamativos de este evento, que mostró un despliegue técnico propio de grandes escenarios internacionales.

EXPLOSIÓN DE RABANES Y EL "GALLO" DE JORGE GONZÁLEZ

Los Rabanes fueron los primeros invitados internacionales en subirse a escena, y con canciones que los hicieron populares en nuestro país, pusieron a saltar al público de principio a fin, sin dar tregua ni repechaje. Su versión de "Me estoy enamorando" fue la más cantada y recibió la venia del mismo Pedro quien emocionado salió a abrazar a los panameños y unirse al clamor popular como un espectador más. De lo mejor de la noche.

Seguidamente, la legendaria "voz de los 80"s" Jorge González hizo su aparición para rememorar grandes éxitos de Los Prisiones y de su carrera solista. Sin embargo, su versión de "Anticuerpos de la noche" al estilo reggae y su dudoso estado físico, tuvieron una tibia respuesta del respetable. Cabe mencionar que en más de una ocasión el músico se sonó la nariz, hizo muecas extrañas, se mantuvo desconectado del público, soltó un "gallo" en "El baile de los que sobran", haciendo sospechar a los presentes de que el chileno habría probado tras bambalinas alguna sustancia que lo mantuvo desintonizado.

KARAOKE MASIVO

El plato fuerte de la noche, o el anunciado "número central", fue del mismo público, y es que la banda oficial de Pedro Suárez-Vértiz tomó su turno para interpretar -en un principio con problemas técnicos- versiones en "karaoke" de los clásicos "Yo pensé que era amor", "Sé que todo ha acabado ya" y el himno que dio nombre al festival: "Cuando pienses en volver", con un animado coro humano conformado por la msma gente. El público le dio su voz a Pedro, y todos juntos interpretaron las canciones de este renombrado artista nacional.

De inmediato, la banda siguió interpretando más temas de la exitosa carrera de Suárez-Vértiz, recibiendo en el escenario a invitados como Anna Carina Copello y Nina Mutal.

A pesar de la hora, el público tenía cuerpo para más, y recibió a los actos de cierre, a cargo del tenor Juan Antonio de Dompablo (que estuvo acompañado de la Tuna de la Universidad de San Martín de Porres), el irreverente Raúl Romero, el combo español formado por Ariztía, Ella Baila Sola y Amistades Peligrosas, para cerrar esta vibrante y agotadora noche con Los Hermanos Yaipén, que le pusieron la cuota cumbiambera a esta noche de rock.

Un evento entrañable, una fiesta sin comparación y un evento de nivel fue la que miles vivieron en el primer colos deportivo del país. Los 30 mil fanáticos que llenaron el Nacional regresaron a casas exhaustos pero con el corazón en la mano y la voz dejada en la cancha. Pedro Suárez-Vértiz pasará a la historia como uno de los músicos más exitosos del Perú, pero también dejó demostrado que con su simpatía nata, es querido por millones de personas en todo el territorio patrio.

Rob Reyna (@rob_core)