El salsero puertorriqueño Gilberto Santa Rosa logrará cumplir su deseo de cantar por primera vez en Uruguay y por segunda ocasión en Chile y Argentina como parte de una gira de presentaciones este mes, anunciaron hoy sus representantes.

Santa Rosa explicó a Efe que la gira comenzará mañana en el Teatro Caupolicán de Chile, y luego estará el domingo en el Teatro Plaza en Montevideo, y el martes próximo en el famoso estadio Luna Park de Buenos Aires, donde se han presentado artistas como Frank Sinatra, Shakira y Don Omar.

Según dijo el intérprete de los éxitos "Déjate querer", "Que alguien me diga", "Amor mío no te vayas" y "Conteo regresivo", la presentación en Uruguay era "un proyecto" personal.

"Yo decía: caramba, tengo el deseo de ir allá abajo. Sentía que había un buen ambiente de salsa. Esto me hace saber que el auto está caminando por donde uno quiere", dijo el llamado "Caballero de la salsa".

Sobre su visita a Chile y Argentina, reconoció que "los salseros de allá" le conocen y que los seguidores le pedían "canciones por título" y que en una ocasión tuvo que repetir varios temas porque no pensó que su presentación fuera tan amplia.

"Esto es bien interesante porque quiero que mi música funcione por allá y así ampliar la radiación", enfatizó y no descartó que próximamente se presente por primera vez también en Bolivia y otros países suramericanos.

Tras sus presentaciones en dichos países, el salsero boricua actuará el 13 de junio en el XVII Carnaval del Caribe de Tampa Bay en San Petersburg, Florida (EE.UU.), donde también participarán el trompetista cubano Arturo Sandoval y el intérprete de "dancehall" Sean Paul.

Luego, Santa Rosa, actuará en la Feria de Montería y en Tulúa en Colombia, el 18 y el 21 del corriente mes, respectivamente.

El artista, entonces, retomará el 4 de julio su gira "Dos soneros... la historia continúa" junto al también salsero puertorriqueño Víctor Manuelle en el Festival Latinoamericano de Montreal.

Santa Rosa, por otra parte, proseguirá su gira de presentaciones en julio en varias ciudades de España y Estados Unidos.

 

EFE