Un gesto de solidaridad puso el nombre de Lady Gaga nuevamente en las principales portadas. Esta vez, la artista neoyorquina sorprendió al romper en llanto junto a una de sus fanáticas.

 

Durante un concierto en Irlanda, la cantante vio a una de sus seguidoras aplastadas por la multitud y no pudo evitar conmoverse. Inmediatamente envió a su equipo de seguridad para que la rescatara y la llevara al backstage.

 

"Tenía un día realmente horrible y me emocioné a ver a una chica que estaba siendo aplastada por la multitud y pedí que la trajeran al backstage para ver si estaba bien", comentó a los40principales.

 

Al finalizar la presentación, alguien le avisó que la joven estaba en el ambiente contiguo llorando por la emoción.  "Así que fui hacia la habitación donde estaba, me senté con ella y lloré. Lloramos juntas. Y le di las gracias. Ella me hizo sentir mucho mejor", comentó la cantante.